Cada suelo pélvico es único.
Existen protocolos que sirven de base para un tratamiento de suelo pélvico desde la fisioterapia. Pero ya entramos en mayores complicaciones cuando: la persona que asiste a consulta practica deporte/s con regularidad; ha usado bolas chinas y otros artilugios sin indicación previa que le han generado más patología que beneficio (dependiendo del caso); tiene asociadas otras patologías o dificultades; hay alguna cirugía pélvica previa y un amplio etcétera.
Cada persona y cada anatomía son muy concretas y por eso requieren de valoración especializada, y, a poder ser, de trabajo en equipo.
La rehabilitación de este complejo que forman el abdomen, lumbar y pelvis consta de una valoración personal, un tratamiento con las herramientas de cada profesional, y un seguimiento hasta que haya independencia e incluso trabajar la prevención.

 

VANESA PAZOS – ESPECIALISTA SUELO PELVICO

622.354.793

Ir arriba
No sabemos que pensará nuestra nutricionista Ana Golpe, pero no nos queda otra que usar cookies para que esta web funcione correctamente.    Personalizar
Privacidad