Para el bienestar del suelo pélvico, la calidad de sus tejidos; su movilidad; y, tener en buen estado todas las funciones de órganos que lo integran, cada músculo o grupo muscular tiene que hacer sus funciones correctamente y coordinarse con el resto de musculatura y estructuras cercanas o no tanto.

Las estructuras que conviven en esta zona o adyacentes son: todo el abdomen y lumbar (core), los órganos, los ligamentos, los tendones, todo el tejido conjuntivo y la musculatura de cada parte.

Las que están un poco más lejos y que son importantes por sus movimientos armónicos acompañando los de suelo pélvico. El diafragma, por ejemplo, es fundamental. También lo será toda la musculatura implicada en la respiración, así como la que viene desde miembros inferiores a insertarse en la pelvis.

VANESA PAZOS
622.354.793
Ir arriba
No sabemos que pensará nuestra nutricionista Ana Golpe, pero no nos queda otra que usar cookies para que esta web funcione correctamente.    Personalizar
Privacidad