En el suelo pélvico (con vulva y vagina o con pene y escroto) podemos encontrar patologías o dificultades que cursen con dolor. En ocasiones pueden ser rozaduras por prácticas deportivas, o, problemas dermatológicos que implican dolor.
Pero, en otras ocasiones, podemos sufrir dolor de origen muscular, fascial, orgánico o neural.
Es importante tener un diagnóstico específico para saber a qué profesional recurrir.
Debes estar atenta/o si notas: dolor en la vulva; sensaciones de quemazón o pinchazo en zona de pubis, glúteos, labios o pene; calambres en zona pélvica; dolor o molestia al tener relaciones con penetración o durante el orgasmo; molestias o dolor ante micción o defecación; sensaciones desagradables en erección o zonas adyacentes al pene y escroto.
Hay síntomas que normalizamos o por vergüenza o tabú nos cuesta consultar. Tu salud pélvica importa para una calidad de vida completa.

VANESA PAZOS – ESPECIALISTA SUELO PELVICO

622.354.793

 

Ir arriba
No sabemos que pensará nuestra nutricionista Ana Golpe, pero no nos queda otra que usar cookies para que esta web funcione correctamente.    Personalizar
Privacidad