P = F*V

Este tema siempre dio lugar a multitud de debates a lo largo de los años.

Para producir más potencia, hay que aplicar más fuerza en los pedales o aumentar la cadencia en los mismos.

Se ha probado científicamente que las cadencias altas en tiempo prolongado llevan a una fatiga fisiológica y neuromuscular por un mayor gasto cardíaco, y las bajas, por el contrario, causan mayor fatiga a nivel muscular.

Por esto mencionado anteriormente, TRAIN&GO opina que la cadencia o potencia siempre depende de la distancia, pero aun así, también pensamos que hay que dejar un poco de “libertad” al deportista, ya que cada uno/a tiene una genética muscular y cardíaca diferente.

De todos modos, pensamos que el entrenamiento en las diferentes cadencias es importante, ya que a la hora de competir nos encontramos con diferentes terrenos que nos pueden exigir mayor o menor cadencia. Por lo que, si queremos ser capaces de dar el 100% en cada momento de la competición, y de la manera más económica posible, hay que tener la capacidad de variar la cadencia, para adaptarse al terreno en cada momento

Ir arriba
No sabemos que pensará nuestra nutricionista Ana Golpe, pero no nos queda otra que usar cookies para que esta web funcione correctamente.    Personalizar
Privacidad