Tu suelo pélvico te invita a:
Prestarle atención, ¿cómo puedes saber si hay alguna posible dificultad en esta zona?, vamos a enumerar algunas pistas:
– Dificultad al orinar, quedarse con ganas al acabar o pérdidas (sean gotitas, chorrito o más).
– Dificultades al defecar o pérdida de gases o heces.
– Molestias, sensaciones desagradables o dolor en la zona. Sea en actividad, en reposo, deporte o gestos cotidianos.
– Notar menos sensaciones en relaciones eróticas con penetración o en el orgasmo.
– Excesos de infecciones en la zona.
– Ver si tienes dificultad o facilidad si contraes y relajas la zona. ¿Notas ambas acciones?
Muchas cosas a observar por el momento, en breve os contamos más 💪🏽

VANESA PAZOS, ESPACIALISTA EN SUELO PÉLVICO

622.354.793

Ir arriba
No sabemos que pensará nuestra nutricionista Ana Golpe, pero no nos queda otra que usar cookies para que esta web funcione correctamente.    Personalizar
Privacidad