Esa honda sensación que parece no tener fin. Que lo toca todo y lo tiñe de gris. Momentos en los que nuestra existencia parece no tener ningún impacto en los demás, donde la vida se convierte en una distante película en blanco y negro donde nos sentimos meros figurantes.
Todos nos hemos sentido así en algún momento. Aislados, incomprendidos, prescindibles.
Nos decimos que “necesito a alguien en mi vida”. Véase amigos, pareja, familia cercana. Creemos que estar con ese “alguien” nos dará la compañía, la comprensión, que volverá el color…Y una vez ocurre nos encontramos con que…podemos seguir sintiéndonos exactamente igual.
Ahí tenemos que ir en busca de otro tipo de “otro”; nos sentimos solos porque  no nos comprendemos, se ve todo gris porque no se lo que quiero ni a donde voy, a veces no sabemos ni porqué hacemos lo que hacemos.
Por tópico que suene, si no nos conocemos a nosotros mismos, nos sentiremos solos. Trabaja tu autoconsciencia, encuéntrate, y no volverás a sentirte solo en medio de la gente.
NIN VAN DER TOREN
LIFE COACH
691.315.785
Ir arriba
No sabemos que pensará nuestra nutricionista Ana Golpe, pero no nos queda otra que usar cookies para que esta web funcione correctamente.    Personalizar
Privacidad