En el mundo, una de cada tres mujeres y uno de cada cuatro hombres no tienen una actividad física suficiente para gozar de buena salud, según una investigación realizada por investigadores de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los autores resaltan la falta de progresos observados respecto a los niveles de actividad física durante el transcurso de su investigación, entre 2001 y 2020.
“A diferencia de lo que ocurre con otras grandes amenazas para la salud mundial, los niveles de actividad física insuficiente no se reducen en el mundo, y más de un cuarto de los adultos no alcanzan los niveles de actividad física recomendados para tener una buena salud”, advirtió la autora principal del estudio, Regina Guthold, de la OMS.

Se trata del primer estudio que analiza las tendencias mundiales en materia de actividad física, subraya la revista The Lancet Global Health, que publica los resultados de la investigación. El estudio se hizo a partir de 358 encuestas realizadas con personas mayores de 18 años procedentes de 168 países (incluido Colombia), que contabilizan 1,9 millones de individuos.

La OMS recomienda a los adultos que hagan al menos 150 minutos por semana de actividad física moderada (caminar deprisa, nadar, cuidar del jardín, montar en bicicleta…) o 75 minutos de ejercicio más intenso (correr, practicar un deporte colectivo…).

Por debajo de esos niveles, se considera que la actividad física es insuficiente. En todas las regiones del mundo, a excepción del este y el sudeste de Asia, las mujeres son menos activas que los hombres. Y los índices de actividad insuficiente en adultos eran muy distintos entre los países pobres (16 por ciento) y los ricos (37 por ciento).

La misma OMS ha informado que cada año se registran más de 3,2 millones de muertes relacionadas con la inactividad física, lo que constituye el cuarto factor de riesgo de muerte en todo el mundo después de la hipertensión arterial (13 por ciento), el consumo de tabaco (9 por ciento) y la diabetes (6 por ciento).

Actualmente, el sedentarismo es causa del 25 por ciento de los cánceres de colon y de mama, del 27 por ciento de diabetes tipo 2 y del 30 por ciento de enfermedad coronaria.

Ir arriba
No sabemos que pensará nuestra nutricionista Ana Golpe, pero no nos queda otra que usar cookies para que esta web funcione correctamente.    Personalizar
Privacidad