Home Noticias DIETAS HIPERPROTEICAS

DIETAS HIPERPROTEICAS

Cómo afectan a la salud las dietas hiperproteicas

Las dietas que se caracterizan por un excesivo aporte de proteínas pueden perjudicar la salud de personas con patología renal, problemas hepáticos o gota, por ejemplo

Las dietas hiperproteicas están de moda. Muchas personas las siguen por su cuenta y sin ningún tipo de supervisión, a pesar de que los especialistas no cesan de avisar que no están exentas de problemas para la salud, sobre todo, en pacientes con enfermedad renal o patologías hepáticas o niveles de ácido úrico elevados. Por otro lado, no solo es importante no abusar de las proteínas sino que también hay que tener en consideración su procedencia: un reciente estudio relaciona el consumo excesivo de carnes rojas con mayor incidencia de enfermedades cardiovasculares y de diabetes mellitus tipo 2, y un mayor riesgo de desarrollar cáncer de colon, esófago y estómago.

Mucha gente ante la llegada del verano hace uso abusivo de las proteínas en las dietas (sin vigilancia)por considerar de antemano que …..”eso no engorda”

Pues bien, un estudio que comparó la eficacia de cuatro dietas adelgazantes basadas en una diferente distribución de carbohidratos, grasas y proteínas, evidenció que la pérdida de peso se relacionaba con la reducción de calorías más que por el tipo de alimentos que se tomaban.

De todas formas, el problema más importante no es la eficacia de estas dietas sino lo perjudicial que pueden resultar para la salud de las personas, sobre todo, si se prolongan en el tiempo. Algunos estudios cuestionan su inocuidad, como el efectuado por la doctora Antonia Trichopoulou

Consecuencias para la salud: Un elevado consumo de carne roja se asocia a una mayor incidencia de diabetes mellitus 2, también provoca estreñimiento, uno de los problemas más frecuentes. Para evitarlo, es importante un buen suplemento de fibra y una abundante ingesta de líquidos. El aporte de líquidos es también importante porque es necesario minimizar la sobrecarga a la que se ve sometido el riñón, ya que los productos derivados del metabolismo proteico se eliminan por vía renal.

Los expertos reiteran que no hay que dejar de consumir carne, sino que se trata de seguir una dieta equilibrada, variada, sabiendo que las propiedades de la carne roja las podemos conseguir del pescado o el pollo.